En nuestras instalaciones disponemos de un sistema de desengrase automático que consiste en diferentes etapas de desengrase fosfatado y diferentes aclarados para conseguir una superficie perfectamente preparada para su posterior pintado y así poder garantizar tanto adherencia como protección contra la corrosión.

También contamos con varias cabinas para la aplicación de la pintura en polvo que gracias a su cambio rápido de color nos permite realizar trabajos tanto de grandes como de pequeñas series reduciendo los plazos de entrega.