Todos los trabajos realizados en ESMALTADOS LIVAPOL se realizan con recubrimientos de primeras marcas para conseguir un alto nivel de calidad en todos nuestros acabados. Los trabajos que realizamos abarcan clientes en los sectores de la construcción, automoción, electrónica, ventilación, obras públicas, mobiliario etc..

El proceso de recubrimiento de las piezas empieza en un túnel de tratamiento donde la superficie metálica es tratada químicamente para conseguir una adherencia óptima en el proceso de pintado.
Posteriormente se aclara en repetidas ocasiones para eliminar los restos de desengrasante y sales. Un horno de secado fija el proceso y elimina de humedad, después pasa a la cabina de aplicación donde un arco reconoce la pieza para que los robots automáticos de 14 pistolas apliquen una capa uniforme por toda la superficie de las piezas.
A continuación pasa a un horno de polimerizado donde se realiza un curado de la pintura sobre las piezas.